Consejos para aprender latín con facilidad

03.01.2023

Consejos para aprender latín con facilidad
Lenguas extranjeras
  1. 5 consejos para memorizar latín rápido y correctamente
  2. Recursos necesarios para aprender latín
  3. Sin duda, una de las lenguas más hermosas es el latín. De hecho, de este idioma se derivan todas las lenguas romances que conocemos en la actualidad. Por ello, muchas personas tienen un interés particular por aprender latín. Al igual que el resto de lenguas, el latín puede resultar complejo cuando no se aplica la técnica adecuada.

    Conocer esta lengua originaria es clave para comprender de mejor forma la gramática española. En líneas generales, es muy útil saber latín. Más aún si te dedicas a un ámbito asociado con la escritura o la investigación. Muchos términos usados en la actualidad permanecen en latín. 

    5 consejos para memorizar latín rápido y correctamente

    1.      Aprende algo del vocabulario en latín

    El cerebro funciona con una gran cantidad de conexiones neuronales. Gracias a esto, es posible almacenar información. En otras palabras, funciona igual que el disco duro de un computador. Entonces, mientras más corto es el proceso de aprendizaje, mayor es la posibilidad de almacenar.

    De acuerdo con lo anterior, aprende palabras comunes en latín. Es mejor comprender frases usuales de esta lengua que memorizar todo un libro antiguo. Tratar de aprender todo de golpe, no es positivo. Céntrate en términos básicos. Por ejemplo, enfócate en el entendimiento de frases que consigues en cualquier escrito literario.

    En clases habituales se utiliza un principio de aprendizaje 80 -20. Esto quiere decir que, si aprendes un 20% de términos, entiendes un 80% de las que más se utilizan. Realiza prácticas con cantidades reducidas de palabras para obtener resultados rápidos. Además, evitas desalentarte.

    2.      Crea imágenes mentales en latín

    La estimulación cerebral es clave cuando se trata de un curso de latín desde cero. Es necesario que uses ejercicios de razonamiento para aprender latín con rapidez. Es decir, elabora imágenes mentales como medio metacognitivo. A través de esto, es posible memorizar mejor esta lengua y el resto de contenidos que veas en la materia.

    Dicho proceso consiste en la memorización de lo aprendido con el uso de imágenes mentales. El cerebro humano recuerda mucho más cuando una palabra se vincula con una imagen. Sin embargo, a pesar de lo anterior, no te aflijas si te cuesta recordar algunos términos.

    Si quieres encontrar un espacio con tutores de calidad, ingresa a Busca tu profesor. En esta plataforma encuentras profesores disponibles para ayudarte con la ejecución de ejercicios prácticos.

    3.      Recurre a varios métodos de aprendizaje

    La inteligencia múltiple también es un buen recurso que algunos profesores utilizan. Esta es una buena opción para permitir que los estudiantes aprendan rápidamente el latín. El cerebro humano funciona bajo tres parámetros de aprendizaje: kinestésico, auditivo y visual.

    De acuerdo con esto, sacar el máximo provecho de los tres tipos de memorización ayuda al aprendizaje rápido de latín. Por ejemplo, si no tienes desarrollada la memoria visual, puedes tener problemas para aprender adjetivos calificativos. Entonces, apóyate con un soporte auditivo.  

    Otro recurso es elaborar un esquema mental. Este método se basa en plasmar un mapa visual en una hoja de papel. Todas las palabras en latín adquieren jerarquía. Esta técnica es muy popular para resúmenes de libros y para aprender un nuevo idioma.

    Asigna un color para los superlativos illimus, issimus e errimus. Luego, relaciona cada palabra con expresiones. Esto es clave para memorizar los superlativos. El trabajo necesita de la utilización de ambos hemisferios cerebrales a través de la asociación de ideas.

    4.      Método de repetición

    Leer textos infinitos en latín es muy tedioso. Si lees intensivamente, no vas a conseguir un aprendizaje rápido. Olvídate de digerir un montón de palabras de una sola vez. El cerebro funciona mediante la memoria fotográfica. Gracias a esto, la capacidad de almacenamiento es mayor.

    En función de esto, el secreto no es otro que repetir, repetir y seguir repitiendo. Por este motivo es recomendable hacer repasos de las lecciones de latín en períodos de tiempo para que el aprendizaje sea segmentado. Esta metodología propuesta por Hermann Ebbinghaus, es realmente efectiva.

    Para evitar sobrecargas, el cerebro organiza, elige y olvida con frecuencia y exponencialmente los datos que llegan hasta él. Si quieres tomar un curso de latín desde cero, usa Busca tu profesor para encontrar al tutor perfecto para ti.

    5.      Usa procedimientos mnemotécnicos

    Aparentemente, los nacidos en países de habla hispana aprenden latín más fácil. Además, quienes nacen en Francia, Suiza, Rumanía, Italia, Bélgica, Quebec. En efecto, la lengua materna proviene del latín. Sin embargo, para aprender la estructura de esta lengua, hay que usar procesos mnemotécnicos.

    Gracias a esto, es posible aprender y recordar de manera más sencilla el idioma. Aquí tienes varias opciones que puedes poner en práctica para facilitar tu aprendizaje del latín:

    • Elabora cartas con temas específicos. Por ejemplo, la vida diaria de los romanos, adverbios, verbos, entre otros.
    • Genera historias mentales con nexos subordinados, adjetivos, pronombres personales, entre otros.
    • Coloca en las paredes de tu casa post-its que guarden relación con un espacio léxico. Por ejemplo, palabras sencillas de español a latín, sala, comedor, casa, jardín, etc.
    • Si estás aprendiendo latín, memoriza mejor las tablas de conjugaciones y palabras del vocabulario cantando. Cantar es un buen método didáctico para aprender cualquier idioma.

    Recursos necesarios para aprender latín

    Consejos para aprender latín con facilidad

    Además de los consejos anteriores, necesitas algunos recursos para aprender latín. Los más importantes son:

    • Diccionario de latín: cuando elijas tu diccionario de latín, asegúrate de que tenga buenos ejercicios y audios. Actualmente, es más simple obtener un diccionario digital.
    • Tutoriales de latín: la práctica constante es clave si quieres pronunciar bien. Un tutorial en línea es una buena opción. En la mayoría de casos, son totalmente gratis. Sin embargo, no es todo lo que necesitas si deseas aprender latín en profundidad.
    • Aplicaciones: hay variedad de opciones que puedes usar cuando lo desees. No obstante, ten presente que no cuentas con un tutor que te enseñe. Una ventaja es que el estilo de aprendizaje es muy didáctico. Casi todas estas aplicaciones se crean como juegos. Debido a esto el método es entretenido y hasta adictivo.

Аutor:

Evalue la noticia