El debate: Una práctica oral para la enseñanza

21.10.2022

El debate: Una práctica oral para la enseñanza
Ocio
  1. ¿Qué es un debate?
  2. Tipos de Debate
  3. La Amistad y El Debate
  4. ¿Cómo Contribuye el Debate como Recurso?
  5. En nuestra página web, Busca Tu Profesor puedes registrarte para obtener estudiantes nuevos. Lo más relevante a la hora de enseñar y de buscar que los otros aprendan, es comprender cuáles son las herramientas vigentes y útiles para hacer que los estudiantes obtengan recursos y aprendan cómo formarse y avanzar en su vida. Una de las prácticas orales más antiguas es el debate. ¿Qué es debatir? ¿Para qué les sirve aprender a debatir a quienes están en proceso de aprendizaje? Eso es lo que intentaremos esbozar en el resto del artículo. Podrás tomar esta información para tomar nuevos estudiantes y enseñarles herramientas sobre qué es un debate y cómo llevarlo a cabo eficazmente.

    ¿Qué es un debate?

    El debate es una práctica oral que parte de la base de contraponer y confrontar distintas ideas, concepciones, argumentos respecto de un tema específico. Se da entre dos personas, como mínimo, pero también pueden estar confrontados dos grupos (integrados por varios integrantes) distintos. 

    Lo más importante al momento de comenzar a debatir es tener en cuenta que un espacio de debate debe ser un momento seguro para confrontar distintos puntos de vista. Es decir, el intercambio al debatir debe darse de forma astuta, siguiendo las pautas de respeto por el contrincante de la batalla oral, y jamás debe apelarse a la violencia en ninguna de sus formas. En este sentido, es importante subrayar que la respuesta a qué es un debate es que tiene como objetivo final dejar planteadas las bases de un tema específico, conocer acerca de cuáles son los distintos argumentos sobre el tema en cuestión para que, finalmente, se llegue (o no) a una conclusión. 

    Tipos de Debate

    • Debate Formal

    Este tipo de debate es el más clásico y suele utilizarse en ámbitos laborales, políticos, etc. Cada parte de un debate formal sigue pasos que deben haber sido previamente señalados, es decir la organización debe haber sido establecida de tal manera que haya turnos por tiempo para que cada integrante del debate presente su argumento y desarrollo del mismo. En este tipo de debates formales existe la figura de moderador, que se trata de una persona que debe asegurarse de que se cumplan los tiempos pactados e intervenir si es que hay algún tipo de violencia verbal. La mayoría de los debates formales suelen darse frente a una audiencia o público que observe las distintas intervenciones. Generalmente, suele proveerse un tiempo corto para que el público intervenga y haga preguntas.

    • Debate Informal

    A diferencia de los debates formales, que siguen una estructura más rígida, los debates informales también cumplen la estructura básica que implica debatir, pero de una forma más descontracturada. Este tipo de debate es el que suele darse con mayor espontaneidad, en una reunión entre amigos, por ejemplo. 

    El debate: Una práctica oral para la enseñanza

    Los debates que se dan dentro del aula de una escuela no son precisamente formales porque no tienen impacto sobre la toma de decisiones de cuestiones sociales, pero sí buscan seguir la estructura de un debate formal (respetar turnos, la presencia de un maestro mediador, etc). El objetivo de debatir dentro de las aulas es aprender a esbozar opiniones formadas para defenderlas, y, finalmente, obtener un resultado satisfactorio.

    Algunas de las características de este tipo de debates más amigables incluyen:

    • Poder escuchar sin interrumpir al otro individuo o grupo.
    • No burlarse de las opiniones contrarias a las propias y evitar alzar la voz para no interrumpir a quien esté exponiendo oralmente. 
    • Cada vez que se haga una intervención al otro, es importante hacerlo con fundamentos. 

    La Amistad y El Debate

    Los niños y adolescentes (pero también adultos) que están en proceso de aprendizaje necesitan distintos estímulos y herramientas que aceleren y mejoren el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es importante definir qué es la amistad antes de comenzar a esbozar cuáles son los pro de enseñarles a tus estudiantes a debatir. 

    Sabemos que los debates informales en las aulas, o entre estudiantes en cualquier ámbito, probablemente sean entre amigos o conocidos que tienen un vínculo estrecho. Es por eso que antes de dar comienzo al debate, el profesor es quien debe acudir a las reglas o características frente a los estudiantes para recordarles que el debate entre ellos es una práctica informal que, en el futuro puede volverse formal. Es justamente por eso que el respeto es lo más importante y, en ese mismo sentido, la amistad. Puede suceder que si el debate es grupal, haya amigos en equipos enfrentados, y ese es el desafío: comprender que durante el debate, debe prevalecer el respeto, pero no la amistad.

    ¿Cómo Contribuye el Debate como Recurso?

    El debate es interesante como recurso de enseñanza porque hace que los estudiantes activen distintos procesos cognitivos. Al momento de debatir, los estudiantes deben estar al tanto de cuál será el tópico sobre el que va a debatirse. Eso significa que deben llegar al momento del debate con la información organizada que respaldará su punto de vista. Tener en claro cuál es la información que presentarán los obligará a desarrollar su pensamiento crítico, a establecer conexiones y contrapuntos claros. 

    Generalmente, el modelo del debate educativo entre estudiantes es grupal: cada equipo defiende una postura (una a favor, la otra en contra) respecto de un tema argumentativo. Para dar inicio al debate, el profesor mediador leerá algún tipo de texto que funcione como resolución al tema en cuestión para que luego, por turnos, comiencen las exposiciones orales. Una vez que el equipo a favor presente sus argumentos fundamentados, la oposición tendrá que refutar con contrapuntos justificados los dichos del primer grupo. Durante esta instancia, el profesor mediador tiene una postura completamente neutral, que consiste en escuchar con atención los argumentos presentados por ambos equipos para, finalmente, decidir quién ha ganado el debate.

    Como profesor, poder enseñarles a los estudiantes a debatir, implica que aprendan que en los distintos ámbitos de la vida se encontrarán con personas que tienen argumentos sólidos en contra de los propios, y que es importante que aprendan a defenderlos para hacerse valer y defender sus ideales. 

Аutor:

Evalue la noticia

El debate: Una práctica oral para la enseñanza

¿Qué es un debate?

El debate es una práctica oral que parte de la base de contraponer y confrontar distintas ideas, concepciones, argumentos respecto de un tema específico. Se da entre dos personas, como mínimo, pero también pueden estar confrontados dos grupos (integrados por varios integrantes) distintos.Leer más en Busca Tu Profesor

¿Cómo Contribuye el Debate como Recurso?

El debate es interesante como recurso de enseñanza porque hace que los estudiantes activen distintos procesos cognitivos. Al momento de debatir, los estudiantes deben estar al tanto de cuál será el tópico sobre el que va a debatirse. Eso significa que deben llegar al momento del debate con la información organizada que respaldará su punto de vista. Tener en claro cuál es la información que presentarán los obligará a desarrollar su pensamiento crítico, a establecer conexiones y contrapuntos claros.Leer más en Busca Tu Profesor